Table of contents

Tener en cuenta:

  • Algunos enlaces presentados en esta página pueden llevar a un contenido que no está traducido al español.

  • En caso de que exista una discrepancia entre el contenido publicado en inglés y el contenido traducido en cualquier otro idioma, siempre prevalecerá la versión en inglés.

Reglas básicas

  • Toda persona que haya estado trabajando con el mismo empleador por más de 90 días tiene la potestad de pedir permiso por violencia familiar
  • Estas personas pueden pedir permiso en el trabajo sin que corran el riesgo de perder su empleo
  • El empleador tiene la obligación de dar permiso por violencia familiar a aquellos empleados que hayan estado trabajando por más de 90 días. Cuando el trabajador se reincorpore al centro laboral, el empleador deberá darle su mismo puesto de trabajo o uno equivalente
  • El empleador no tiene la obligación de pagar sueldos o beneficios durante el tiempo de permiso del trabajador, a no ser que se indique lo contrario en un contrato laboral o acuerdo sindical
  • Para calcular los años de servicio, los días de permiso por violencia familiar se consideran como días de trabajo continuos

Quién puede tomar días de permiso

Toda persona que esté trabajando con el mismo empleador por más de 90 días puede pedir permiso por violencia familiar.

Si una persona lleva trabajando menos de 90 días con el mismo empleador, es posible que se le pueda dar permiso, pero el empleador no tiene la obligación de dárselo según la legislación de estándares de empleo de la provincia.

Un empleado puede pedir permiso por violencia familiar si se da un acto de violencia familiar hacia:

  • el empleado
  • el hijo dependiente del empleado
  • un adulto protegido que vive con el empleado

Se entiende por “adulto protegido” una persona adulta que necesita ayuda, representación o apoyo, según se define en la Ley de Guardianía y Apoderados de Adultos.

Actos de violencia familiar

Se considera un acto de violencia familiar cuando el ataque es causado por alguien que:

  • está o ha estado casado(a) con el(la) empleado(a)
  • vive o ha vivido con el(la) empleado(a) como parte de una relación de pareja
  • es o ha sido una pareja adulta interdependiente
  • es o ha sido novio(a) del(a) empleado(a)
  • es el padre o madre biológico(a) o adoptivo(a) de un hijo del(a) empleado(a)
  • tiene una relación biológica, matrimonial, de adopción o de pareja adulta interdependiente con el(la) empleado(a)
  • vive con el(la) empleado(a) y tiene la custodia del(a) empleado(a) por orden judicial

Se considera actos de violencia familiar:

  • cualquier acto intencional o imprudente que pueda causar daños personales o a la propiedad al intimidar o hacer daño a una persona
  • cualquier acción o amenaza que intimide a una persona al inducir miedo de causar daño personal o a la propiedad
  • abuso psicológico o emocional
  • encierro forzado
  • contacto sexual forzado por coerción o amenaza
  • acoso

Una persona puede pedir permiso por violencia familiar con la finalidad de:

  • hacer que el empleado, un hijo dependiente del empleado o un adulto protegido busque atención médica por algún daño físico o psicológico causado por violencia familiar
  • buscar los servicios de una organización de ayuda para víctimas de violencia familiar
  • hacer que el empleado, un hijo dependiente del empleado o un adulto protegido busque ayuda psicológica u otro tipo de ayuda profesional
  • mudarse (temporal o permanentemente)
  • buscar asesoría legal o ayuda policial, incluyendo el tiempo que se necesita para los procesos legales

Duración

Un empleado puede tomar hasta diez días de permiso por violencia familiar por cada año calendario. Los días que no se usen en un año dado no pueden llevarse al siguiente año calendario.

Aviso al empleador

El empleado debe avisar a su empleador acerca de su ausencia a la brevedad posible.

Despido

Ningún empleador podrá despedir a un empleado mientras esté con permiso por violencia familiar o por solicitar este permiso. Si un empleado no usa sus días de permiso disponibles, el empleador no tiene la obligación de compensar estos días si es que la relación laboral llegase a terminar.

Si alguna persona siente que ha sido despedida injustamente, puede presentar una queja sobre estándares de empleo.

Dónde conseguir ayuda

Si está en peligro inminente, llame al 911.

El gobierno ofrece los siguientes servicios directos a todos los albertanos que sufren violencia familiar:

Si usted es un empleador o un compañero de trabajo y está buscando información para apoyar a su personal o sus colegas respecto a una situación de violencia familiar, puede:

Cómo se aplica la ley

La Sección 2, División 7.6 del Código de Estándares de Empleo (el Código) establece las reglas para pedir permiso por violencia familiar. Esta legislación permite que las personas elegibles puedan pedir permiso de ausencia sin goce de sueldo, al final del cual deben reintegrarse a su trabajo ya sea en el mismo puesto o en uno equivalente.

Advertencia: Si hubiera discrepancia entre esta información y la legislación de los Estándares de Empleo de Alberta, la legislación es la que se considera correcta.