Tener en cuenta:

  • Algunos enlaces presentados en esta página pueden llevar a un contenido que no está traducido al español.
  • En caso de que exista una discrepancia entre el contenido publicado en inglés y el contenido traducido en cualquier otro idioma, siempre prevalecerá la versión en inglés.

Descripción general

Entender los riesgos de salud que implica el trabajar con temperaturas extremas puede ayudar a los empleadores a proteger a sus trabajadores. Aunque esta información es más relevante para personas que trabajan a la intemperie, también puede ser de utilidad para aquellos que trabajan en lugares cerrados que sean muy calientes o muy fríos.

Para más información, lea la publicación Trabajando con seguridad en el frío y en el calor.

Trabajar en frío extremo

Cuando uno trabaja en un clima de frío extremo, nuestro cuerpo usa la mayor parte de su energía para mantener una temperatura interna consistente. Sin embargo, la capacidad de nuestro cuerpo tiene sus límites y el trabajar en situaciones climáticas de frío extremo puede causar estrés por frío, una condición que sucede cuando baja la temperatura corporal.

Primeros síntomas del estrés por frío

Los primeros síntomas del estrés por frío son:

  • sentir mucho frío y tiritar;
  • tener una sensación de hormigueo o no sentir los dedos de las manos o los pies;
  • no poder mover bien las manos y los dedos de las manos y pies (no poder hacer nuestras labores);
  • tener la superficie de la piel congelada (es decir, las capas externas de la piel se ponen blancas);
  • perder el equilibrio, claridad al hablar, coordinación, destreza y paciencia.

Síntomas de empeoramiento

  • primero tiritar mucho y luego dejar de tiritar;
  • perder la coordinación;
  • estar confuso;
  • tener la piel congelada (es decir, ocurre una congelación profunda de la piel, volviéndose azul o roja);
  • perder el conocimiento.

El estrés por frío severo puede causar hipotermia que, a su vez, puede causar la muerte.

Cómo mantenernos calientes

  • use ropa impermeable y abrigada, y vístase en capas;
  • cubra toda su piel;
  • busque estar bajo el sol;
  • tome descansos en lugares cerrados y con calefacción;
  • mantenga sus zapatos secos;
  • muévase para generar calor en el cuerpo (pero evite sudar).

Lo que los empleadores pueden hacer

Es de esperar que los empleadores ofrezcan lo siguiente a sus empleados cuando tengan que trabajar en temperaturas frías:

  • calentadores en el lugar de trabajo o carpas con calefacción;
  • horario que incluya trabajo y calentamiento;
  • un ritmo de trabajo flexible para que los trabajadores puedan tomar más descansos, si así lo necesitasen;
  • la mejor protección posible contra el viento y las corrientes de aire;
  • un sistema de trabajo en parejas, para que nadie trabaje solo;
  • un ajuste en los periodos de trabajo antes de asignar un horario completo;
  • evaluaciones de peligro en el trabajo, controles de protección y capacitación de trabajadores en lo que respecta al peligro de trabajar en el frío.

Trabajar en calor extremo

Nuestro cuerpo necesita tiempo para adaptarse para trabajar en un clima caluroso. Este proceso puede tomar de 4 a 7 días de trabajo, aunque puede variar dependiendo de cada persona. Es recomendable que una persona vaya aumentando lentamente las horas que pasa trabajando al aire libre cuando hace mucho calor, para proteger su salud y su seguridad.

Primeros síntomas del estrés por calor

Los primeros síntomas del estrés por calor son:

  • irritabilidad,
  • desmayo, mareo y fatiga,
  • deshidratación,
  • dolor de cabeza y confusión,
  • calambres,
  • sudoración excesiva,
  • enrojecimiento y sequedad de la piel.

Síntomas de empeoramiento

  • sudoración excesiva que se detiene de pronto,
  • piel caliente y seca,
  • cambios en el ritmo cardiaco,
  • calambres fuertes,
  • dolor de cabeza severo,
  • cansancio extremo,
  • problemas para respirar.

Si no se trata el estrés por calor, se puede tener un golpe de calor, que puede ser fatal.

Cómo evitar los golpes de calor

  • descanse cuando lo necesite;
  • tome mucha agua (1 taza de agua cada 15 minutos);
  • use ropa y equipo de protección diseñados para reducir el estrés por calor;
  • reduzca la actividad física en ambientes con mucho calor;
  • aprenda cuáles son los síntomas del estrés por calor.

Lo que los empleadores pueden hacer

Es de esperar que los empleadores protejan a sus empleados cuando tengan que trabajar en un ambiente caluroso, con las siguientes medidas:

  • tener un horario de trabajo que incluya descansos;
  • cambiar la ubicación del trabajo a un área más fría y con sombra;
  • crear una estación para refrescarse en donde los trabajadores puedan descansar;
  • dejar que los trabajadores se adapten a la temperatura;
  • programar los trabajos físicos más extenuantes para las horas más frías del día;
  • dar mucha agua fría para beber;
  • realizar evaluaciones de peligro en el trabajo, establecer controles de protección y capacitar a los trabajadores respecto al peligro de trabajar en un clima muy caluroso.

Infografía

Si desea, puede imprimir o compartir infografía relacionada con el trabajo en temperaturas extremas.

Contáctenos

Para contactarse con SSO:

Teléfono: 780-415-8690 (Edmonton)
Llamada gratis: 1-866-415-8690 
Teletipo: 780-427-9999 (Edmonton)
Teletipo: 1-800-232-7215

Pregunte a un experto.