Tener en cuenta:

  • Algunos enlaces presentados en esta página pueden llevar a un contenido que no está traducido al español.
  • En caso de que exista una discrepancia entre el contenido publicado en inglés y el contenido traducido en cualquier otro idioma, siempre prevalecerá la versión en inglés.

Es importante saber

Todo trabajador tiene el derecho de rehusarse a realizar trabajo peligroso, y su empleador, por ley, no puede tomar ningún tipo de represalias cuando el trabajador está ejerciendo este derecho.

  • Mientras se está investigando un rechazo a trabajar, el trabajador debe seguir recibiendo su mismo sueldo.
  • Todo empleador debe asegurarse de que sus trabajadores entiendan cuáles son los peligros que existen en el centro laboral, sepan qué situaciones necesitan reportarse, y cuenten con el apoyo necesario para ejercer sus derechos.
  • Todo empleador debe investigar las situaciones peligrosas reportadas, en coordinación con el comité conjunto de salud y seguridad o el representante de salud y seguridad, según sea el caso.
  • Ningún empleador puede tomar o amenazar con tomar ningún tipo de represalias contra un trabajador que esté ejerciendo sus derechos y deberes según la legislación de la provincia.
  • Una vez que se determine que no existe ningún riesgo, el empleador puede asignar a otro trabajador para que realice el trabajo rechazado anteriormente, siempre y cuando el empleador le informe que ese trabajo había sido rechazado anteriormente, le explique por qué se rechazó y le comunique su propio derecho a rechazarlo.

Cómo funciona

Toda persona que trabaje en un centro laboral regulado por la provincia tiene el derecho de rechazar un trabajo que cree, dentro lo razonable, que puede poner en peligro su vida y la de los demás.

Pedirle a una persona que trabaje en una situación en donde pueda poner en riesgo su salud y su seguridad va en contra de las leyes laborales de Alberta.

Todo trabajo que implique riesgos de salud y seguridad que no sean propios del puesto laboral del trabajador se considera una condición peligrosa que podría ameritar el rechazo a realizar el trabajo.

Qué hacer al encontrarse ante un trabajo peligroso

Obligaciones del trabajador

Si alguien le pide que haga un trabajo que usted cree que puede poner en riesgo su integridad y la de otras personas, siga los siguientes pasos:

  1. No haga el trabajo.
  2. Dígale inmediatamente a su empleador, supervisor o persona designada que usted se rehúsa a realizar el trabajo, y explíquele por qué.
  3. El empleador debe investigar y tomar acción para eliminar el peligro.
    • Para este fin, su empleador tiene la potestad de buscar un trabajador calificado para que realice el trabajo o de implementar ciertos tipos de control.
  4. A no ser que el problema se arregle inmediatamente, el empleador debe preparar y entregarle un informe de su investigación que explique cuáles fueron las acciones tomadas para remediar la situación de peligro.
  5. Si su empleador no detiene el trabajo que usted piensa que es peligroso, comuníquese con el Centro de Contacto de OHS (Salud y Seguridad en el Trabajo).
  6. Mientras tanto, realice otras tareas asignadas por su empleador, siempre y cuando:
    • las pueda realizar dentro de lo razonable;
    • no impliquen ningún riesgo.
  7. Revise el informe escrito que le entregue el empleador acerca de la investigación que se realizó respecto al peligro, y las acciones que se tomó para solucionar el problema.
  8. Si piensa que su empleador no ha corregido la situación, comuníquese con el Centro de Contacto de OHS.

Obligaciones del empleador

Si usted es un empleador y algún trabajador le ha notificado que existe una situación peligrosa y por lo tanto se está rehusando a trabajar, por ley necesita indagar la situación y eliminar el peligro.

Si un trabajador se rehúsa a realizar un trabajo peligroso, siga los siguientes pasos:

  1. Investigue y tome acción para eliminar el peligro.
  2. Asegúrese de no asignar a otro trabajador a realizar el mismo trabajo, a no ser que:
    • el peligro se haya eliminado;
    • el trabajador que se va asignar no esté expuesto al peligro;
    • el trabajador asignado haya sido informado acerca del rechazo anterior, las razones del mismo y su derecho a rehusarse a realizar un trabajo que pueda ponerlo en riesgo.
  3. Al trabajador que rechazó el trabajo lo puede asignar a realizar otras tareas temporalmente, sin que esto afecte sus pagos correspondientes.
  4. Documente por escrito:
    • la notificación del trabajador;
    • los hallazgos de su investigación;
    • las acciones que tomó para remediar la situación.
  5. Si no hay ningún supervisor en el centro laboral, involucre en la investigación al comité conjunto de salud y seguridad o el representante de salud y seguridad.
  6. Entréguele una copia del informe escrito al trabajador y al comité o representante de salud y seguridad (si los hubiera).
  7. Si tuviera alguna pregunta de cómo manejar un rechazo a trabajar por parte de un trabajador debido a que piensa que existen ciertos riesgos, llame al Centro de Contacto de OHS.

Contáctenos

Para contactarse con SSO:

Teléfono: 780-415-8690 (Edmonton)
Llamada gratis: 1-866-415-8690 
Teletipo: 780-427-9999 (Edmonton)
Teletipo: 1-800-232-7215

Pregunte a un experto.