Tener en cuenta:

  • Algunos enlaces presentados en esta página pueden llevar a un contenido que no está traducido al español.
  • En caso de que exista una discrepancia entre el contenido publicado en inglés y el contenido traducido en cualquier otro idioma, siempre prevalecerá la versión en inglés.

Los derechos del inquilino

El gobierno de Alberta protege los derechos de los albertanos que viven en viviendas de alquiler o que buscan viviendas de alquiler, con leyes que garantizan la igualdad de acceso. La Ley de Derechos Humanos de Alberta garantiza que las personas no pueden ser discriminadas por:

  • raza,
  • creencias religiosas,
  • color de piel,
  • sexo (género),
  • identidad de género,
  • expresión de género,
  • discapacidad física o mental,
  • ascendencia,
  • lugar de origen,
  • estado civil,
  • nivel de ingresos,
  • estatus familiar,
  • orientación sexual.

El Gobierno de Alberta ha mejorado recientemente los derechos de los inquilinos al hacer cambios a la ley para prevenir la discriminación por edad. Estas enmiendas previenen las restricciones de edad para los inquilinos, como reglas o políticas establecidas por los propietarios de un inmueble, que solo permiten adultos como inquilinos en alojamientos de alquiler. Estos cambios en nuestra legislación brindan a las familias con hijos pequeños más opciones de vivienda, pero también garantizan que los adultos mayores continúen teniendo acceso a vivienda solo para adultos mayores (mayores de 55 años).

Responsabilidades del inquilino y el arrendador

Service Alberta es responsable de hacer cumplir las reglas y reglamentos establecidos por la Ley de Inquilinos Residenciales de Alberta (RTA por sus siglas en inglés) tanto para inquilinos (tenants) como arrendadores (landlords). Service Alberta ha desarrollado también la Guía de Referencia Rápida RTA que explica los derechos y las responsabilidades de todos los inquilinos, arrendadores y agentes involucrados en el alquiler de vivienda en Alberta. La RTA establece las responsabilidades específicas que deben seguir tanto inquilinos como arrendadores. Cuando estas responsabilidades no están incluidas en el contrato de arrendamiento residencial, los arrendadores e inquilinos deben aun cumplir con lo que establece la ley. A continuación, se presenta una lista de las responsabilidades básicas que deben respetar inquilinos y propietarios.

Los inquilinos deben:

  • pagar la renta a tiempo;
  • ser respetuosos y considerados con el arrendador y otros inquilinos;
  • no poner en peligro a otros inquilinos;
  • no realizar actos ilícitos;
  • no realizar negocios ilícitos en la vivienda;
  • no operar un negocio, comercio u ocupación sin el consentimiento del arrendador;
  • mantener las instalaciones de alquiler razonablemente limpias;
  • evitar daños en la vivienda;
  • mudarse cuando finalice el contrato de alquiler;
  • seguir las reglas del contrato de arrendamiento residencial que no entren en conflicto con el RTA.

Los arrendadores deben:

  • asegurarse de que la vivienda en alquiler esté disponible en la fecha en que entra en vigencia el contrato de arrendamiento;
  • entregarle al inquilino un aviso escrito (“Notice of Landlord”) dentro de los siete días posteriores a la mudanza o publicar el aviso en un lugar visible en las áreas comunes del edificio;
  • no molestar el disfrute pacífico del inquilino de la vivienda (por ejemplo, no molestar al inquilino más allá de lo necesario para hacer gestiones en el edificio);
  • asegurarse de que la vivienda sea habitable al inicio y durante la duración del contrato de arrendamiento, por ejemplo, que no haya chinches y que la calefacción esté funcionando. Habitable significa que la vivienda cumpla con lo establecido por los Estándares Mínimos de Vivienda y Salud (Minimum Housing and Health Standards) bajo la Housing Act and Housing Regulation, accesible en línea.

Quejas y disputas

A veces se producen problemas durante el alquiler de una vivienda. Hablar con el arrendador del inmueble puede evitar malentendidos y posibles desacuerdos. Si tiene un desacuerdo, el primer paso es hablar con el arrendador sobre la situación y poner por escrito cualquier acuerdo. Si no se puede llegar a un acuerdo, los inquilinos tienen varias opciones.

Presentar una queja: Los inquilinos pueden presentar una queja (consumer complaint) ante Service Alberta. El primer paso en cualquier proceso de queja es hablar con un Oficial de Información en el Centro de Contacto para el Consumidor (Consumer Contact Centre). Dicho centro proporciona a los albertanos la información necesaria para resolver las controversias por sí mismos, así como información sobre sus derechos. Para comunicarse con el Centro de Contacto para el Consumidor en Service Alberta, llame al 780-427-4088 (en Edmonton) o llame sin costo desde otras localidades en Alberta al: 1-877-427-4088. También puede enviar por correo electrónico las preguntas que tenga sobre el Residential Tenancy Act a rta@gov.ab.ca

Servicio de Resolución de Disputas: el Servicio de Resolución de Disputas de Arrendamiento Residencial (The Residential Tenancy Dispute Resolution Service - RTDRS) permite que tanto arrendadores como inquilinos puedan exponer sus disputas sin ir a la corte. Para obtener más información, llame a RTDRS en Edmonton al teléfono: 780-644-3000, o desde otras localidades en Alberta, llame sin costo al teléfono: 310-0000 (y luego marque 780-644-3000).

Arreglo en la corte: Las disputas de arrendamiento pueden ser resueltas a través del tribunal de reclamos menores del Tribunal Provincial de Alberta (Provincial Court of Alberta small claims court). La información sobre el proceso del tribunal de alquileres residenciales está disponible en el sitio web de los Tribunales de Alberta.