Table of contents

Tener en cuenta:

  • Algunos enlaces presentados en esta página pueden llevar a un contenido que no está traducido al español.
  • En caso de que exista una discrepancia entre el contenido publicado en inglés y el contenido traducido en cualquier otro idioma, siempre prevalecerá la versión en inglés.

Reglas básicas

  • Toda persona que haya estado trabajando con el mismo empleador por más de 90 días tiene la potestad de pedir permiso por luto.
  • Se puede pedir hasta tres días de permiso por luto por año, no por fallecimiento.
  • Se puede pedir permiso en el trabajo por este concepto, sin correr el riesgo de perder su empleo.
  • El empleador tiene la obligación de dar permiso por luto a aquellos empleados que hayan estado trabajando por más de 90 días. Cuando el trabajador se reincorpore al centro laboral, el empleador deberá darle su mismo puesto de trabajo o uno equivalente.
  • El empleador no tiene la obligación de pagar sueldos o beneficios durante el tiempo de permiso del trabajador, a no ser que se indique lo contrario en un contrato laboral o acuerdo sindical.
  • Para calcular los años de servicio, los días de permiso por luto se consideran como días de trabajo continuos.

Quién puede tomar días de permiso

Toda persona que esté trabajando con el mismo empleador por más de 90 días puede pedir permiso por luto.

Si una persona lleva trabajando menos de 90 días con el mismo empleador, es posible que se le pueda dar permiso, pero el empleador no tiene la obligación de dárselo según la legislación de estándares de empleo de la provincia.

¿A quién se considera un familiar?

El permiso por luto se puede tomar después del fallecimiento de un familiar directo o político. A continuación se presenta una lista de las personas que se consideran familiares.

Familiares del empleado:

  • cónyuge, pareja adulta interdependiente o conviviente,
  • hijos (propios o de su cónyuge/pareja),
  • hijos de acogida actuales o pasados (propios o de su cónyuge/pareja),
  • menores bajo tutela (actuales o pasados),
  • padres, padrastros y/o tutores actuales o pasados (propios o de su cónyuge/pareja);
  • padres de acogida actuales o pasados,
  • hermanos, medios hermanos, hermanastros (propios o de su cónyuge/pareja);
  • nietos (propios o de su cónyuge/pareja),
  • abuelos,
  • tíos (propios o de su cónyuge/pareja),
  • primos (propios o de su cónyuge/pareja),
  • una persona con quien no se tiene un vínculo familiar, pero a quien se le considera un familiar cercano.

Familiares del cónyuge, conviviente o pareja interdependiente:

  • hijos (propios o de su cónyuge/pareja),
  • menores bajo tutela (actuales o pasados),
  • padres, padrastros, padres de acogida,
  • hermanos, medios hermanos, hermanastros,
  • abuelos,
  • nietos,
  • tíos,
  • primos.

Duración

Un empleado puede tomar hasta tres días de permiso por luto por año calendario. Los días que no se usen en un año dado no pueden llevarse al siguiente año calendario.

Aviso al empleador

El empleado debe avisar a su empleador acerca de su ausencia a la brevedad posible. Por ley, no se necesita presentar un certificado médico u otra documentación para pedir permiso por luto, pero eso no significa que un empleador no pueda establecer sus propias reglas respecto a la documentación requerida. Si un empleado no usa sus días de permiso disponibles, el empleador no tiene la obligación de compensar estos días si es que la relación laboral llegase a concluir.

Despido

Un empleador no puede despedir a un empleado mientras esté con permiso por luto o por solicitar este permiso. Si un empleado no usa sus días de permiso disponibles, el empleador no tiene la obligación de compensar estos días si es que la relación laboral llegase a terminar.

Si alguna persona siente que ha sido despedida injustamente, puede presentar una queja sobre estándares de empleo.

Cómo se aplica la ley

La Sección 2, División 7.6 del Código de Estándares de Empleo (el Código) establece las reglas para pedir permiso por luto. Esta legislación permite que las personas elegibles puedan pedir permiso de ausencia sin goce de sueldo, al final del cual deben reintegrarse a su trabajo ya sea en el mismo puesto o en uno equivalente.

Advertencia: Si hubiera discrepancia entre esta información y la legislación de los Estándares de Empleo de Alberta, la legislación es la que prevalece.